martes, 1 de marzo de 2011


Tan solo con hablarme me hacías sonreír. Con esas palabras dulces que me decías, me dabas fuerzas para seguir. Tenías todo lo que buscaba, eras la persona perfecta para mí.
Y de golpe todo se vino abajo. Ya nada era color rosa.
Éramos como dos desconocidos.
Donde quedo todo ese amor que decías sentir por mi?
Me equivoque al confiar y entregar mi corazón
a alguien que no era?
Fue tan solo un sueño. Una historia a la que le llego su fin.


0 comentarios:

Publicar un comentario