viernes, 11 de marzo de 2011


Como me gustaría volver a ser chico. Volver a las épocas en donde no tenía preocupaciones. Donde lo único que pensaba era como pasar el tiempo. Jugar, correr, vivir la vida sin complicaciones.
Cuando los problemas eran tan chiquitos, que pasaban desapercibidos. Que pensábamos que el amor, era como en los cuentos de hadas. Que no conocíamos el odio, el dolor, las heridas del alma. Cuando nuestro llanto solo duraba un instante. Cuando no habían grandes responsabilidades.
Nada era más importante que jugar y comer golosinas. Y nos poníamos felices,
solo con que nos den permiso para salir a jugar con nuestros amigos.
No existían los malos días. La vida era tan simple, tan emocionante, y todo nos
asombraba. Para mí esa era la mejor forma de vivir, y me gustaría poder volver a ser un niño otra vez.



0 comentarios:

Publicar un comentario