domingo, 12 de diciembre de 2010

Pareciera que no tenemos conciencia de los errores que cometemos. Aunque muchos de ellos son consientes. La mayoría de las veces tenemos esa vocecita interior que nos dice que algo está mal. Y a pesar de eso, nosotros la ignoramos y seguimos adelante como si nada.

Sabemos que eso no va a llevar a algo bueno, pero a pesar de eso lo seguimos haciendo. Como que necesitamos darnos un golpe bien fuerte, para darnos cuenta, que estamos caminando por el camino incorrecto. Necesitamos que algo o alguien nos muestren que nos estamos equivocando.

Y aun así puede sonar como un eco a nuestro alrededor, y las cosas que nos dicen no nos sirven de nada. Y ese es el error más grande que cometemos, ignorar a las personas que nos dan una mano para volver al camino correcto.

Pero si nos damos cuenta. ¿Qué podemos hacer para arreglar nuestro error? Al fin y al cabo no tenemos derecho a quejarnos. Solo pensamos en nosotros, y no miramos mas allá, no pensamos en los demás.

Querer volver el tiempo atrás, es imposible.

Entonces, ¿Qué podemos hacer? Tratar de cambiar?

0 comentarios:

Publicar un comentario