lunes, 6 de diciembre de 2010


Ni el más dulce de los besos,
ni el sin fín del universo,
nada se compara a ti.
Ni el más largo de los ríos,
ni el más bello paraíso,
no se comparan contigo.
Nada se compara a ti,
desde el día en que te ví,
no hay segundos
en los que no piense en tí.
Desde que te conocí
no puedo vivir sin ti
en el mundo nada se compara a ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario