jueves, 4 de noviembre de 2010

Resignarse, que quiere decir eso. Sería como conformarse con algo o alguien. Perder las esperanzas en algo, y dejar de luchar. Darse por vencido.

Es eso que sentimos cada vez que nos va mal en algo. Cuando pensamos que lo único que nos queda es aceptar que no podemos cambiar lo que nos pasa. Entonces bajamos los brazos, y asumimos que perdimos.

Pero está bien resignarse, ceder, bajar la cabeza, pensar que no hay otra salida?
Si vemos que perdemos a la persona que amamos, tenemos que resignarnos a eso. Aceptar que todo termino?

Nuestro destino es cada decisión que tomamos. Resignarse ante una derrota, ante un camino que se cierra, es aceptar la realidad. Asumir que algo se cerró. Es darle la espalda a ese camino y tratar de comenzar uno nuevo.

Pero si no queremos cerrar ese camino. Entonces tenemos que tratar de sacarnos esas piedras que se interpongan. Hay que luchar. Tratar de pelear eso que queremos, de no rendirse.

Hay que encontrarle la vuelta, siempre existe alguna manera. Podemos hacer realidad eso que, pretendemos. Jamás debemos resignarnos a lo que queremos!

0 comentarios:

Publicar un comentario