miércoles, 13 de octubre de 2010


Ojalá pudiera ir, volando a tu ventana,
darte un beso en la cara y acariciarte el cuerpo,
y hasta por la mañana
llenarte de caricias
sin que te despertaras, susurrarte al oído
que siempre me amaras.

0 comentarios:

Publicar un comentario