miércoles, 28 de julio de 2010

Porque a veces nuestros sueños, parecieran que se esfumaran. Que todo aquello que tanto queremos, de un momento a otro se rompiera a pedazos. Y a pesar de que nos esmeremos en tratar de recomponerlo, no hay forma que vuelva a ser como era antes… Y no entendemos el porqué, porque de un día al otro todo cambio tanto. Porque lo que antes era tan perfecto, ahora quedo en la nada. Lo único que nos gustaría es volver el tiempo atrás, volver al momento ese, en el que nos sentíamos tan felices. Cuando todo era color de rosa. Y que ese momento no terminara nunca…
Lo único que deseamos, es saber que la otra persona sueña con nosotros. Sentir que somos los únicos en su vida. Pero esos deseos, no nos dejan ver, que solo somos algo transitorio, una cosa del momento…
Pero a pesar de eso, nuestro corazón todavía tiene esperanzas y no quiere dejar de soñar… ¿Como podemos arrancarnos ese sentimiento? Como prohibirle que sueñe, que tenga esperanzas. Cómo hacer para que no recuerde cada momento que pasamos juntos, cada palabra, cada beso, cada detalle…
A veces suena hasta casi imposible… Pero dicen que con el tiempo se sanan todas las heridas. Pero será tan así, o quizás las heridas se ocultan tras de nuevas alegrías. Será que con el tiempo ya no duelen con tanta intensidad. ¿Las heridas cicatrizaran, sanaran como corresponde?
Pareciera que el único antídoto, es tratar de superarlo. Tratar de poner nuestro mejor empeño para poder sentirnos bien. Tratar de salir a delante, de seguir con nuestra vida.

1 comentarios:

sack_005 dijo...

Heiii, ya te habiia dicho que escribes incre, y obviio seguire con vos, esta geniial,por k es vdd pareciera que los sueños se van asi, como llegaron como una ilusion y simplemente wa se van, pero haii q persistir y no dejarlos, nunca abadonarlos, la felicidad camina toda la vida de nuestra mano, solo que a veces la soltamos por un descuiido SAJA

Publicar un comentario