miércoles, 7 de julio de 2010

No me conoces, ni te conozco...
Soy una abeja más en la colmena, los ojos tristes, y el alma buena...
Un replanteo del que fuí una nueva edición de mi mismo...
Un fluir, y un cambiar.. un siempre ir, y un nunca llegar...
Soy como el mar en su dinámica, siempre distinto, pero siempre igual...
Soy como una semilla, que se convierte en árbol...

y se convierte en silla, o en mesa y vuelve a ser semilla,
para reconvertirse otra vez...

Soy lo que puedo ser, no lo que quiero.
La expresión de mi posibilidad, el lenguaje de mis propios sueños...
Soy el que te ama sin esperanza, porque no espero que me ames...

Y aun asi no puede dejar de amarte.
Soy un punto diminuto en el cosmos, y a veces,

hasta me haces sentir importante.
Soy hoy, y no mañana...

Soy presente, soy sentir, soy esperanza.
Y sin embargo no soy nada...
Soy leve como el viento, o soy denso como el amor.
Soy plural. Soy singular..
Soy el lugar donde no cabe tu etiqueta...
Soy el que te ama...
Soy tu irritacíón...
Soy tu ternura...
Soy tu conmoción,
Y soy tu amor...

0 comentarios:

Publicar un comentario